John Chauca
“NO ERES TÚ, SOY JOHN”

 

“NO ERES TÚ, SOY JOHN”
JOHN CHAUCA
Del 2 de diciembre al 10 de enero
Inauguración vía Zoom, el jueves 2 de diciembre a las 7:30 pm

Yvonne Sanguineti Galería de Arte presenta la exposición virtual “No eres tú, soy John” del artista plástico John Chauca. La muestra, que está compuesta por 17 pinturas en pequeño y gran formato, podrá ser visitada del 2 de diciembre al 10 de enero en la sala virtual Kunstmatrix de la galería a la que se puede acceder a través del siguiente enlace http://yvonnesanguinetigaleria.com/sala-virtual/.

La inauguración se llevará a cabo el jueves 2 de diciembre a las 7:30 pm a través de la plataforma Zoom https://us02web.zoom.us/j/83921623137, y contará con la participación de Gianina Bellmunt, conocida gestora cultural de artes plásticas con quien John tendrá una interesante conversación sobre su obra.

NO ERES TÚ, SOY JOHN

“La ironía es una tristeza que no puede llorar y sonríe”
Ya lo decía el Nobel de literatura español Jacinto Benavente en un lejano 1922, pero tanto la ironía como la sátira se remontan a siglos anteriores…

… El género hace una crítica social y actualmente más que en otros tiempos, la ironía y el sarcasmo nos dan una perspectiva filosófica y cómica del mundo, siempre encaminada a la reflexión…

El presente trabajo de John Chauca Laurente, se traduce en los lienzos con personajes recurrentes:  como la inmortal Marilyn Monroe, el generalísimo José de San Martín, el escritor e intelectual Abraham Valdelomar, al que le suma un brillante dibujo en grafito de Víctor Humareda con guiño a Vincent Van Gogh, las series de las enigmáticas muchachas que nos devuelven la mirada a través de los cristales, los paisajes citadinos y las transformaciones armoniosas de mujeres con sutiles y delicadas formas, además de recrear la actualidad del orbe en pandemia.

Si los dibujos, óleos y acrílicos nos invitan a posarnos en la plástica de sus formas, colores y contenidos, otro tanto sucede con los títulos. Es como ingresar a un juego de abalorios y acompañar el sentido agudo y la trama mental del pintor para establecer conceptos que no hubiéramos adjetivado a primera vista y como titula la exposición no somos nosotros, es John.

Tomado del texto del escritor y artista visual Alexander Brdarevic

NO ERES TÚ, SOY JOHN

Vivir en un contexto de pandemia y del bicentenario de la proclamación de la independencia del Perú, se da una sola vez en la vida, con todos los muertos y heridos que conllevan inevitablemente tales hechos históricos. El COVID 19, que vino para quedarse, ha dejado en ridículo todo alarde tecnológico y médico de nosotros los sapiens. Todos los órdenes sociales, económicos, sanitarios e inclusive artísticos del stablishment humano del planeta entero, se vieron afectados e infectados descomunalmente, como suele suceder en todo acontecimiento pandémico.

El acto de pintar en mi caso, se ha convertido, gracias a la disciplina, en una actividad recreativa y con el pasar de los años en una saludable costumbre que enaltece mi condición de ser humano. Cuando hay equilibrio entre el ser artista y el ser artesano, entonces se produce, como rima su nombre, un arte sano y coherente, donde una adiestrada mano obedece sin remilgos, las indicaciones de un cerebro embriagado por las leyes del corazón.

El ser artista, más allá de considerarse un oficio o profesión, es un estilo de vida comandado por la pasión. La pasión es el combustible obligatorio y necesario para existir y amar intensamente. La vida es el espacio temporal donde se produce el acto de amar y, en consecuencia, el de crear. El amor es para valientes, quienes pese a cualquier tipo de circunstancias (pase lo que pase) no cesan de respirar. Rendirse e imposible son palabras que no existen en el vocabulario del artista y mucho menos en nuestro libro, para nada sacro, que es la historia del arte.

El garabato de los niños, los dibujos de los locos, las pinturas rupestres de antaño, así como los graffitis de las urbes de hoy, son las huellas digitales que revelan la presencia de una mano creadora. El arte precede a la ciencia, pues lo que el primero intuye, el segundo construye. La omnipresente autonomía del arte hace que nada ni nadie se le parezca, y sin embargo casi la totalidad de las disciplinas académicas beben de sus fuentes.

El hecho de pintarse uno mismo frente al espejo, no intenta colocar “el burro por delante”, ni mucho menos auto exponerse en actitud narcisista. Este ejercicio de autorretratarse es, a grandes rasgos, dar la cara de manera frontal y directa con el público espectador, como referencia y testimonio de haber sobrevivido a la nefasta pandemia y vivir para pintarlo.

John Chauca Laurente
Lima, noviembre 2021

Agradecemos su difusión.

Compartir!

0 comments on “

Comments are closed.