Skip to content

Abril: Jhon Chauca expone “Fantasías Animadas (de ayer y de hoy)”

Posted by Yvonne Sanguineti - 22 agosto, 2012

Obra

Nota de prensa
La galería de arte Yvonne Sanguineti presenta la segunda exposición individual realizada por el artista plástico Jhon Chauca, titulada “Fantasías Animadas (de ayer y de hoy)”. La muestra está conformada por una selección de pinturas de mediano y gran formato.

Jhon Chauca estudió Artes Plásticas, especializándose en pintura, en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Ha obtenido múltiples distinciones en el transcurso de su aún breve carrera artística. Entre ellas se encuentran: Primer premio XXXIX Salón de Acuarela, ICPNA (2011); Tercer Premio XXIII Concurso Nacional de Acuarela Pro Unámonos Jaime Rey de Castro (2010); Primer premio XX Concurso Nacional de Acuarela, Premio John Constable (2008) –Beca a Londres otorgada por el Centro Cultural Peruano Británico-   ; Primer Premio Concurso Nacional de Acuarela, Premio John Constable (2007); Segundo Premio XXVII Concurso Nacional de Arte Michell y Cia S.A. (2007); Primer Premio Concurso Nacional de Artistas Jóvenes, Premio Cerro Verde; Primer Premio “Tekno Química”, Cuarto Concurso Nacional de Paisaje Urbano Lima Antigua ENSABAP (1996); Primer Premio y Medalla de Oro en la Especialidad de Dibujo, Promoción Malvina Lemor, ENSABAP;  así como diversas Menciones Honrosas en Salones Nacionales de Dibujo y Acuarela, y concursos de Artes Plásticas a nivel nacional.

Además, ha realizado una exposición individual previa: Las Hijas del Altísimo, Yvonne Sanguineti Galería de Arte, Lima (2010); y múltiples exposiciones colectivas  entre las que contamos: “I Muestra de Arte Internacional Asia”, Lima (2009); XXXVII Salón Nacional  de Dibujo ICPNA, Lima (2009); “Arte en Libertad”-MAPFRE, Museo Pedro de Osma, Lima (2009); “4 x 4” Exposición de Dibujo, Pintura, Grabado y Fotografía, Centro Cultural Peruano Japonés, Lima (2008); IX Salón Nacional  de Dibujo ICPNA, Lima (2008); “Noche de Arte” Puericultorio Pérez Aranibar, Lima (2008).

Jhon Chauca nos ofrece una serie en la que muestra su continuo interés por develar aspectos sombríos del universo femenino pero, en esta oportunidad, entrelazados con reminiscencias idealizadas de la infancia, en las que el mundo de la fantasía es plasmado en imágenes en blanco y negro de los ‘Merrie Melodies’, en contraposición a los colores no atendidos de una realidad más agreste.

Chauca adopta para su muestra la nominación antes utilizada por los estudios Warner, estableciendo con ello asociaciones a nivel formal –la fantasía, el dibujo, son animados en ambos casos por la mano y la imaginación- , y a nivel de contenido –la crítica social implícita y efectiva; en el primer caso mediante el uso de la sátira, en el segundo mediante el uso de la estética-.

Sin embargo, el pintor pretende asumir paralelamente una distancia de este ilusorio universo infantil a través del concepto que impulsa su actividad: el fantasear pensando –juego de palabras que alude a nociones platónicas- , proceso intelectual sobre el que construye el discurso de su obra. En contraposición a la afirmación cartesiana que funda la modernidad: Cogito ergo sum, Chauca dixit: existo, luego pinto colocando con ello, en el centro del proceso creativo, su propio proceso vital; en sus palabras: El corazón guía al pincel, el pincel guía la mano, la mano guía los ojos, los ojos guían la mente y la mente lo conceptualiza.

Pero si bien la fantasía chauquiana prentende, como los Merrie Melodies, mantener velada la referencia  a un erotismo efervescente a través del surrealismo de la imagen, la omnipresencia de la mujer-objeto cierra el círculo sobre nuestro punto de partida, porque ¿qué es la fantasía sino la realización gozosa del deseo?:  Cada cuadro es concebido desde el punto de vista visual-plástico, y los personajes que lo habitan se prestan para orquestar una sinfonía de grises, donde los colores luminosos rompen el silencio cautivante, que sugiere la parafernalia de la mujer, protagonista principal de sus deleites racionales e irracionales, posibles e imposibles.

La exposición será inaugurada el miércoles 6 de abril, a las 7:30 p.m.  y podrá ser visitada hasta el sábado 7 de mayo, de lunes a sábado de 11.00 a .m. a 8.00 p.m. en Av. Grau 810, Barranco.

AGRADECEMOS SU DIFUSIÓN
Yvonne Sanguineti Galería de Arte

Texto
El titulo de esta muestra, evoca mi niñez, (una de las etapas  más hermosas de mi vida), donde mirar la serie de dibujos animados o cartoons, realizados por los estudios Warner Bros. desde 1931 hasta 1969, bajo el nombre de Merrie Melodies, en un televisor de 24 pulgadas, a blanco y negro (todavía no llegaban al mercado peruano los televisores a colores), constituyeron allá por la década de los 70’s y principios de los 80’s la edad de oro de los dibujos animados, dibujos que transportaba al televidente hacia un mundo lúdico, donde la fantasía e imaginación infantil no conocían limites, y era extraordinario vivir.

Aunque el titulo es prestado, mi concepto de fantasía difiere sustancialmente del concepto plasmado por los estudios Warner Bros. para sus dibujos animados; es sui generis, porque dista mucho también, del concepto usado por muchos autores e interpretes. Mi concepto se acerca mucho a aquello que Platón llama “el dulce placer de fantasear pensando” y por eso mismo es, de cierto modo, un filosofar silencioso de carácter solitario. Este fantasear pensando o dicho a la inversa, este pensar fantaseando, es la base sobre el cual se construye el discurso de mi obra, y mi obra es en si, la culminación de este proceso intelectual. Esta serie de cuadros es el producto de mis fantasías en términos positivos, siendo el personaje femenino, el espíritu que lo anima y por consecuencia, mi mejor pretexto para pintar.

Cada cuadro es concebido desde el punto de vista visual-plástico, y los personajes que lo habitan se prestan para orquestar una sinfonía de grises, donde los colores luminosos rompen el silencio cautivante, que sugiere la parafernalia de la mujer, protagonista principal de sus deleites racionales e irracionales, posibles e imposibles. Asimismo la mujer se presenta fantástica, acorde con la temática de la muestra, y en situaciones diversas y en algunos casos adversas, ya que los parámetros que rigen a la obra rebasan lo anecdótico y cual cronista de su tiempo, deja el autor, testimonio concreto, en dos dimensiones, cual registro fiel de una mente en pleno estado de ebullición. Fantasías animadas es en mi caso, crear un universo personal y original, desde su concepción hasta su confección.  Pero es en la mente del espectador, donde mi fantasía sugiere la suya, en un constante juego de afirmaciones que llevan al receptor, más allá del placer estético o visual, hacia la búsqueda de su propia fantasía. Pero este es un tema aparte y empieza en el ojo ajeno…

¿“Cogito ergo sum”?… Existo luego pinto -pienso-  es la premisa de esta serie, porque mis fantasías, producto de mis pensamientos más sublimes, se dan mucho antes del proceso artesanal del acto mismo de pintar un lienzo, ya que para poder llevar a cabo este proceso intelectual es necesario tener la experiencia de lo vivido, como deposito e información sobre el cual la fantasía del pintor trabaja y produce, transformando su propia realidad. Es por eso que la fantasía es cambiante y evoluciona de acuerdo al grado de humor del artista. La fantasía no tiene límites, repito. Y es la mano del artista que la hace realidad en un lienzo.

El corazón guía al pincel, el pincel guía la mano, la mano guía los ojos, los ojos guían la mente y la mente lo conceptualiza.

La frase es de ayer, Merrie Melodies, y la tome prestada para hoy, Fantasías Animadas. Prácticamente son mis fantasías y plásticamente son animadas. Y como ayer, son también ahora, hechas a mano, para ojos y retinas exigentes de hoy.

John Chauca Laurente
Lima, febrero 2011

Share on Tumblr